Aspectos a tener en cuenta antes de comprar un robot aspirador

Son muchas las ocasiones en las que nos compramos un electrodoméstico, en este caso una Roomba, pensando en quitarnos trabajo y el resultado no es lo que esperábamos en un primer momento.

¿Es un fallo de la Roomba? Normalmente no. Es muy importante saber cómo funciona para saber cómo optimizar los ciclos de limpieza.

POSIBLES PROBLEMAS SEGÚN EL RECORRIDO O EL TIPO DE SUPERFICIE

Para que la Roomba sea eficiente tenemos que tener en cuenta distintos factores, por ejemplo, que pueda recorrer la superficie a limpiar sin encontrar obstáculos en los que pueda quedarse enganchada, si tenemos un pequeño reborde, intentará subir y puede quedar con alguna rueda en el aire, lo que hará que finalmente termine parándose sin terminar de limpiar.

Si algún mueble es excesivamente bajo, intentará pasar, pudiendo quedarse enganchada o peor, rompiendo el sensor superior. Esto también puede suceder con sofás en los que sea capaz de entrar por debajo y luego el sensor haga tope y no pueda salir.

Tampoco debe encontrar cables con los que pueda enredarse, como por ejemplo los del ordenador.

Las sillas dispuestas alrededor de una mesa, haciendo un efecto jaula, ya que intentará limpiar esa zona quedándose atascada entre las patas de la silla. Saldrá, sí, pero después de consumir parte de la batería que necesitaría para limpiar el total de la superficie.

Otro problema con el que nos podemos encontrar es el suelo, la Roomba es muy eficiente en suelos lisos, sin grandes uniones entre baldosas, cuanto más grande sea el espacio una y otra, menos eficiente será, ya que probablemente “saltará”.

Tampoco es demasiado eficiente en suelos con relieve, como por ejemplo los suelos rústicos, por el mismo problema, al igual que en ciertas alfombras con pelo largo o flecos, puede tener problemas para subir o quedarse enredada.

También es importante que la alfombra esté sujeta con tiras antideslizantes, el funcionamiento de la Roomba puede provocar que la alfombra sea enganchada por los rodillos, deteniéndose la limpieza o rotura de alguna pieza

En referencia a las alfombras, tal y como hemos mostrado en otros artículos del blog, cabe destacar que las de colores negros o muy oscuros no son aptas para Roomba, ya que esta las detectará como “vacío” y sus sensores la harán pararse para no caerse (aunque esté siendo engañada por el color de la alfombra). Es algo poco habitual, pero importante tenerlo en cuenta.

Solucionar estos problemas es fácil, hay que dejarle el mayor hueco posible, poniendo las sillas en alto si estas quedan como un espacio cerrado o recogiendo los cables o alfombras muy oscuras, también es recomendable usar la pared virtual para evitar que acceda a esas zonas si no queremos estar recogiendo para dejarle espacio

Esto no te llevará más de dos minutos y sin embargo conseguirás optimizar al máximo la limpieza, con mejores resultados y menor carga de trabajo para tu Robot Roomba.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *