La base de carga del Robot Aspirador

Es un elemento muy importante en el día a día de nuestro robot aspirador. No es solamente un cargador, en la mayoría de modelos va a servir también como una guía a partir de la que mapean el espacio y el punto a donde regresar cuando acaban su labor de limpieza. Hay que tener algunos consejos en cuenta si queremos tratar bien a nuestros robots y a sus bases de carga.

La colocación de la base de carga

La ubicación idónea depende de las instrucciones de fabricante, vamos a hablar de algunos puntos en común para todas las marcas: se suele recomendar mantener la base de carga en lugares donde no haya obstáculos, cables o alfombras y, siempre a una buena distancia de desniveles o escaleras.

Para que el robot aspirador pueda volver fácilmente a la base se recomienda pegar ésta a la pared. Si no es posible colocarla junto a la pared, se puede elegir cualquier otro elemento que sirva como «respaldo».

Tampoco se recomienda que la base esté cerca de las paredes virtuales, si el robot las incluye.

Qué mantenimiento necesita una base de carga

Es simple, hay que limpiar los sensores y las ranuras de vez en cuando. La base de carga es el lugar donde el aspirador va a estar colocado mientras carga pero también después, siempre que no se esté usando. Sobre todo al arrancar, si el aspirador no está perfectamente limpio sale algo de polvo y, desgraciadamente para la base de carga, suele ser la receptora principal de ese polvo de arranque.

¿Y cómo se usa la base de carga?

Si nuestro robot lleva una vida tranquila, el uso de la base de carga es básico, no necesitaría ni esta mención para decir que simplemente tienes que estar en su sitio enchufada y con el mantenimiento que indicábamos párrafos más arriba.

Pero, en ocasiones, le damos «un buen tute» al robot y le llevamos a limpiar otras zonas, le cambiamos la base de carga a menudo ¡sin avisar!

Si lo que queremos es, por ejemplo limpiar dos plantas distintas, se recomienda completar una primero, que el aparato regrese a la base de carga y entonces mover todo el conjunto para que en la otra planta el aspirador reanude la limpieza desde el principio, una vez haya terminado de cargarse de nuevo.

Realmente, lo que recomiendan los fabricantes es no mover la base de carga salvo que sea 100% necesario. Así le evitamos despistes al robot para volver a su casa.

Hay algunos modelos que solo llevan cargador. Si no quieres la opción de que el robot vuelva solo a su base (por cuestiones de espacio) puedes decantarte por uno de estos modelos, sin embargo, si vas a tener la base guardada en su caja y el aparato funcionando (enchufado solo mientras carga) su rendimiento no será óptimo.

En nuestra tienda online puedes adquirir cargadores y bases de carga para todos los modelos de iRobot Roomba, echa un vistazo.

Base de carga Roomba

Cargadores, paredes virtuales y mandos para Roomba

Sea como sea no hemos de olvidarnos de este elemento de nuestro robot aspirador, ni antes de comprarlo (para plantear dónde ubicarlo) ni una vez comprado olvidarnos de sus normas de uso y de su mantenimiento.

Consulta las peculiaridades de instalación y mantenimiento de la base de carga de tu aspirador en el manual de instrucciones o en la web oficial de la marca.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *